NUEVA LEY DE CONTRATOS CON EL SECTOR PÚBLICO

Han llegado desde la Unión Europea las mejoras en la Ley de Contratos del Sector Público de España como parte de la “Estrategia Europa 2020”, así que, como sabréis desde el 9 de marzo de 2018 está en vigor la nueva ley 9/2017 de contratos del sector público.
Es importante saber que, en España, las licitaciones han crecido alrededor de un 50%, a lo largo de 2017, llegando hasta los 10.300 millones de euros. Cabe destacar que el volumen de dinero que mueve la contratación pública está en torno al 20% del PIB nacional.
Visto lo anterior, era “necesaria” una nueva ley actualizada.

EXCEPTO PARA CONTRATOS MENORES HABRÁ QUE LICITAR

Los contratos menores son aquellos cuyo valor es inferior a los 40.000 euros, en caso de obras, y de 15.000 euros, para el resto de contratos. De manera que, si queremos conseguir un contrato con la administración pública, cuyo importe sea mayor a estas limitaciones,  no tendremos más remedio que licitar.
La nueva Ley persigue, como objetivos principales los siguientes:

Una mayor transparencia

  • Todos los contratos se tendrán que publicitar. Con la finalidad de evitar adjudicaciones directas, con la nueva ley, todos los anuncios se deben publicitar, esto ayudará también a que las PYMES tengan más información facilitando la licitación.
  • ¿Qué entidades quedan sujetas a la ley?. Partidos políticos, organizaciones sindicales y ciertas corporaciones de Derecho Público, si hay financiación o control mayoritariamente público, también las entidades cuya participación por el sector público sea superior al 50%.
  • Corrupción. Particulares condenados por corrupción no podrán ser contratistas de la Administración Pública.

La simplificación de los trámites

  • Nuevas tecnologías, con la nueva ley, los trámites y la presentación de ofertas se harán por medios electrónicos a través de diferentes plataformas

Una mayor eficiencia de los gastos

  • Ya no se tendrá en cuenta exclusivamente el precio, se tendrá en cuenta la relación calidad precio y el compromiso social y con el medio ambiente.
  • Morosidad. No podrán licitar, las empresas que paguen tarde a sus proveedores
  • Pago a subcontratistas directamente por parte de la Administración Pública, aunque tiene que estar especificado en el contrato.U Con esta acción, se acortan los tiempos de pago y cobro de facturas

Una mayor y más fácil participación a las PYMES

  • Formas de acreditar la solvencia A través de declaración responsable.
  • Contratación por Lotes. “Todo contrato susceptible de ser fraccionado deberá estarlo. De esta forma las PYMES e, incluso, los autónomos, tendrán más facilidad para participar”.  Con esta medida se simplifican, también, los trámites administrativos, ya que con un solo concurso se pueden convocar diferentes tareas.
  • La preparación de las licitaciones por parte de los licitadores se preparará consultando expertos. Esto aportará transparencia y ayudará a las PYMES.

Potenciar políticas sociales y medioambientales

  • Inserción laboral. “Un porcentaje de los contratos se reservará para empresas de inserción laboral y trabajadores con discapacidad.”
  • Impago de salarios. “Existirá la posibilidad de rescindir contratos por impagos a los trabajadores.”
  • Con la nueva norma los contratos por razón de cuantía ya no se realizarán bajo la fórmula de negociado sin publicidad como anteriormente (con límite de cuantía de 200.000 euros parra obras y 60.000 para el resto) sino que la Administración está obligada a publicar anuncios de licitación.
Esta nueva Ley por tanto, supone para autónomos y PYMES una mayor facilidad para acceder a la contratación pública, de la que carecían antes porque no se publicitaban las ofertas.

TODOS LOS TRÁMITES QUE NECESITAMOS REALIZAR PARA PODER LICITAR

Ahora, será fácil saber qué ofertas publica una administración determinada y, si lo consideramos, podremos presentarnos, en cuyo caso, entraremos en una licitación y tendremos que cumplir además de con los requisitos técnicos y económicos, con todos los trámites administrativos que el pliego nos exija.
  • Darnos de alta en las plataformas correspondientes
  • Tener un certificado digital
  • Alta en ROLECE (Registro Oficial de Licitadores y Empresas Clasificadas del Estado)
  • Saber buscar las ofertas de nuestro sector y saber interpretar el pliego que la acompaña.
  • Preparar toda la documentación necesaria y presentarla conforme nos piden en los pliegos.
Difícil no es, pero sí que es necesario conocer todos los procedimientos e instrumentos existentes, organizar la empresa, marcar unas rutinas de trabajo y tener siempre a mano toda la documentación que nos van a exigir ya que suele haber poco plazo de presentación.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies